martes, 21 de abril de 2015

ENTREGA DE PREMIOS NACIONALES DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA DE LA AIAM



·  Jorge González Villarreal en Ingeniera, y Enrique García Formentí en Arquitectura, recibieron el galardón de manos del Dr. José Narro, rector de la UNAM y del Dr. Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

·  El gremio de profesionales organizado, el primero de América Latina, reconoció la trayectoria y el beneficio social de las creaciones de los destacados profesionistas en el Palacio de Minería, recinto universitario de arquitectura neoclásica, anfitrión del evento. 

Ciudad de México, 15 abril 2015. - Como un reconocimiento a la trayectoria profesional y a la proyección y ejecución de sus obras que marcan la historia nacional, Fernando Jorge González Villarreal y Enrique García Formentí recibieron los Premios Nacionales de Ingeniería y Arquitectura, respectivamente.

La Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C. (AIAM), otorgó los galardones en manos del doctor José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Como invitados especiales atestiguaron el acto el doctor Enrique Fernández, director general del Instituto Politécnico Nacional, entre otros distinguidos invitados.

El arquitecto Felipe de Jesús Gutiérrez, presidente de la AIAM, al encabezar la ceremonia en el recinto universitario de arquitectura neoclásica y del cual agradeció al rector Narro Robles su calidad de anfitrión, destacó que los homenajeados han mostrado un claro compromiso en ámbitos diversos del quehacer profesional y con el beneficio de las personas.

Dijo que la trayectoria de los destacados profesionistas se ha patentizado en los campos universitarios, profundizando en el conocimiento y creando nuevos enfoques para la formación de futuros profesionales; en los espacios gremiales, en la reflexión y actuación colectiva sobre la agenda del desarrollo profesional, o bien, en responsabilidades institucionales impulsando enfoques o acciones innovadoras.

El doctor José Narro Robles, rector de la Universidad, expresó su beneplácito de encabezar la ceremonia de premiación y reconoció la presencia de la AIAM a lo largo de la historia y del país, y ser una de las más antiguas de México y su arraigo en el gremio profesional. Reconoció a la Ingeniería y a la Arquitectura como un gran gremio de desarrollo de la infraestructura y equipamiento urbano del país, y por generar mejores espacios de vida colectiva del país y de las personas, con un alto contenido ético.

Resaltó las aportaciones y los servicios a México de los homenajeados, con una vida de trabajo extraordinaria. El doctor González Villarreal en el tema hidráulico, y el arquitecto García Formentí por su valiosa aportación en el campo de la salud.


Jorge González Villarreal, Premio Nacional de Ingeniería, resaltó el mejor escenario en que fue galardonado. “Me encuentro rodeado de mi familia, mis amigos y compañeros de vida. Estamos reunidos en el Palacio de Minería, lugar emblemático para los universitarios, y en particular para los ingenieros mexicanos, y lo recibo de la mano de mi rector, el doctor José Narro Robles, con la presencia de nuestro Jefe de Gobierno de la Ciudad de México”.

Mencionó que el premio fue resultado del apoyo de su familia, en particular de sus padres, de sus maestros en la máxima casa de estudios del país y sus compañeros de trabajo, en la academia y la administración pública, las organizaciones internacionales y la iniciativa privada, con quienes compartió su satisfacción.

El Premio Nacional de Ingeniería es ingeniero civil por la Facultad de Ingeniería de la UNAM y doctor en ingeniería por la Universidad de California. Los principales ejes de estudio que basa su actividad profesional son los aprovechamientos hidráulicos, la hidrología, la ingeniería de ríos y las políticas públicas sobre el agua.

Enrique García Formentí, Premio Nacional de Arquitectura, expuso su satisfacción por el reconocimiento de ambas disciplinas. Recordó que la Arquitectura es una de las profesiones más antiguas de la humanidad que nació desde la prehistoria cuando el hombre tuvo necesidades de protegerse de las inclemencias del tiempo y de su entorno, misma que ha sido elemento trascendental en el desarrollo de las sociedades.

Expuso que el fin de la Arquitectura de crear espacios funcionales, agradables y confortables que debe responder a las necesidades de las personas y sus actividades, a través de crear inmuebles y brindar condiciones para restablecer la salud, y condiciones la enseñanza, el trabajo, la cultura, la recreación, los espacios abiertos y el diseño urbano. “La buena Arquitectura debe tomar en cuenta para su realización múltiples factores, como el lugar, clima, la función, sustentabilidad y el entorno”.

García Formentí es egresado de la Escuela Nacional de Arquitectos de la UNAM, con posgrado en Planeación y Diseño de Unidades Médicas en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social, y Planeación del Sistema Urbano en el Centro de Educación Continua de la Facultad de Ingeniería.

Algunos de los proyectos que realizó son la Unidad de Investigación Biopsicosocial en Adicciones del Instituto Nacional de Psiquiatría, el Hospital Regional de Coatzacoalcos, Veracruz, la estación de tren en la Terminal A y la ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en 2006, entre otros.

En la entrega de los premios nacionales asistieron por parte de la AIAM, el ingeniero Sergio Viñals Padilla, vicepresidente, y el ingeniero Luis Ramos presidente de la Junta de Honor; el doctor Salvador Vega y León, rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana y el doctor Enrique Fernández Fassnacht, director general del Instituto Politécnico Nacional.

Así mismo, el arquitecto Marcos Mazari Hiriart, director de la Facultad de Arquitectura y el ingeniero Carlos Agustín Escalante Sandoval, director de la Facultad de Ingeniería, ambos de la UNAM, y el arquitecto Francisco Covarrubias Gaitán, presidente de la Academia Nacional de Arquitectura de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos.

Además, el doctor Sergio Manuel Alcocer Martínez de Castro, presidente de la Academia de Ingeniería; Víctor Ortiz Ensástegui, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México; el ingeniero Ignacio Valadez Gutiérrez, presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, y el arquitecto José Luis Cortés Delgado, presidente del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, entre otros destacados profesionales.

La Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C., promotora de los premios nacionales, fue fundada en 1868 en la presidencia de Benito Juárez y representa al gremio de profesionistas más antiguo de América Latina.
Los temas de interés se orientan a la búsqueda de mejores condiciones de habitabilidad y prosperidad en las ciudades con modelos compactos en el aprovechamiento de su territorio, y ciudades mixtas con provisión de servicios en proximidad, a través del impulso de procesos integrados de regeneración urbana en áreas estratégicas deterioradas u obsoletas en sus ciclos económicos.

A través de sus integrantes participa en la reflexión y promoción de acciones en materia de planeación y ejecución de obras de infraestructura vial, para el transporte, hidráulica y energética, y en acciones de ordenamiento territorial, vivienda, rescate de espacios públicos y provisión de equipamientos colectivos para la población.

La entrega de los premios nacionales de Arquitectura e Ingeniería se instituyó por decreto en 1959, por el entonces Presidente Adolfo López Mateos. Los primeros profesionales reconocidos fueron el ingeniero Ignacio Avilés Serna García en 1961, y el arquitecto José Villagrán García en 1981.